a

Lorem ipsum dolor amet, modus intellegebat duo dolorum graecis

Follow Us
Image Alt

Círculo

Arte

Donde desarrollamos nuestra imaginación y creatividad.

Psicomotricidad

Donde mejoramos nuestra salud física y psíquica.

Lenguaje

Donde practicamos nuestro rico vocabulario.

Vida práctica

Donde cuidamos de la persona y del entorno.

Comunidad Infantil

Respétate a ti mismo, respeta a los demás y respeta el entorno.

El ambiente de Comunidad Infantil se divide en 4 áreas diferenciadas: Arte, Psicomotricidad fina, Lenguaje y Vida Práctica.

Nada más llegar se quitan los zapatos que traen de casa y se ponen unas “crocs” para caminar por el ambiente, al trabajar con agua y existir los derrames creemos que es el calzado más adecuado, también es importante tener autonomía en la quitada y puesta de zapatos.

En esta primera zona es donde leemos cuentos, descansamos y hacemos algunas asamblea, es la zona de reunión y diálogo.

Si continuamos llegamos a la zona de Arte donde pueden trabajar diferentes técnicas plásticas como pueden ser pintar con pincel, recortar o hacer un collage.

Rodeando el caballete llegamos a la siguiente zona, a mano izquierda tenemos dos estanterías con materiales para desarrollar la psicomotricidad fina, desde ensartar cuentas, abrir y cerrar pinzas, o hacer un rompecabezas.

Justo enfrente tenemos el material de lenguaje, en Montessori se trabaja con tarjetas de nomenclatura, objetos reales, réplicas. El material va variando a lo largo del curso y así vamos ampliando el vocabulario.

En el otro ala del ambiente es donde se ubica Vida Práctica, es el área reina de Comunidad Infantil, nos encontramos con material para trabajar el cuidado de la persona y del entorno.

En el cuidado de la persona, que permite el desarrollo de la autonomía y la seguridad en uno mismo, se llevan a cabo acciones como peinarse, lavarse las manos o cepillar un zapato. Por su parte, en el cuidado del ambiente, que hace que uno mismo se sienta parte del orden natural y cósmico que nos rodea, se realizan iniciativas como lavar una mesa, hacer un florero o regar las plantas.

Asimismo, en este ámbito de Vida Práctica destacamos el cuidado de los demás, uno de los pilares de la educación para la paz de María Montessori. Gracia y Cortesía que fomenta y desarrolla el sentido de conexión y comunidad con los demás, el sentido de pertenencia, como por ejemplo:

-Cortesía: como saludar, como decir adiós, como pedir las cosas usando el por favor, como pedir ayuda, como dar las gracias…

-Gracia: como caminar despacio, como observar, como mover muebles sin hacer ruido…; y por último la preparación de alimentos donde adquieren autonomía para prepararse un tentempié a media mañana y pueden cortar manzana, plátano, hacer un zumo de naranja o una limonada.

Con todo este tipo de actividades de Vida Práctica trabajamos propósitos directos (el ahora) e indirectos (con vistas al futuro), que preparan para futuras actividades y trabajos más complejos, como es la escritura o la lectura.

En definitiva preparan el cuerpo a nivel motriz para desarrollar mejor la psicomotricidad gruesa y fina.

También cabe destacar que cada material dispone de un control del error, no necesitan la intervención del adulto que les diga si algo está bien o mal, el propio material les responde, en Vida Práctica el control del error son los derrames y la necesidad de limpiar lo derramado.

En un ambiente Montessori es importante saber que existen unas normas básicas, unos límites que no se pueden obviar. Respétate a ti mismo, respeta a los demás y respeta el material.

Los cambios de pañal los hacemos de pie y delante del espejo, potenciamos independencia a la hora de desvestirse, desabrochar body, despegar pegatinas del pañal y quitárselo para tirarlo a la basura.

Ven a conocernos