a

Lorem ipsum dolor amet, modus intellegebat duo dolorum graecis

Follow Us
Image Alt

Cuadrado

a

Aprendizaje integral con actividades creativas que complementan el desarrollo global de los niños y las niñas.

a

¿Qué hacemos en Casa de Niños?

El ambiente de Casa de Niños reúne a niños y niñas de 3 a 6 años y está dividido en cuatro principales áreas de trabajo: Vida Práctica, Sensorial, Lenguaje y Matemáticas.

VIDA PRÁCTICA

Son actividades de la vida diaria que las personas realizan para satisfacer sus necesidades básicas, cuidar de su persona y del ambiente, así como relacionarse adecuadamente con aquellos que le rodean.

Estos quehaceres cotidianos – como servirse usando una jarra, barrer, preparar alimentos, limpiar la mesa, lavar los platos, regar las plantas, abotonarse, saludar – además de ser una ayuda de adaptación a la vida del niño al favorecer su independencia personal, contribuyen al desarrollo de las habilidades de control y coordinación de movimiento y a la adquisición de periodos de concentración cada vez más amplios.

Las actividades de Vida Práctica son consideradas “trabajo”, porque a través de ellos el niño se va autoconstruyendo psíquicamente, es decir, formando su personalidad.

En un ambiente Montessori, Vida Práctica es considerada el área más importante, porque es la base para el trabajo posterior en otras áreas. Por ejemplo, si hablamos del área del Lenguaje, los ejercicios de Vida Práctica – con los movimientos de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo – son una preparación indirecta de la mano y de la muñeca para lograr la escritura posteriormente. Ya en el área de Matemáticas, el orden y la secuencia de pasos ayudan a desarrollar el pensamiento lógico y secuenciado.

Dentro de esta área está el “Rincón del arte”, un espacio con diversos materiales, tales como pinceles, pinturas, lápices de colores, esponjas, tijeras, papel, pegamento, materiales para collage, plastilina, para que, con ellos, el niño pueda expresarse libremente siempre que lo desee.

SENSORIAL

“Nada llega al intelecto que no haya pasado antes por los sentidos”. Aristóteles

El propósito de los ejercicios y materiales de esta área es la educación y el refinamiento de los cinco sentidos básicos (vista, tacto, oído, olfato y gusto) y de un sexto sentido que María Montessori lo llamó el “sentido estereognóstico”, que implica utilizar el tacto y la memoria muscular para reconocer objetos con distintas propiedades sin recurrir a la visión.

Especialmente en la etapa de desarrollo que va de los 0 a los 6 años, los niños y las niñas aprenden por medio de sus experiencias con el ambiente; o sea, perciben y se orientan en el mundo a través de las impresiones que les llegan del exterior por sus sentidos.

Los materiales rigurosamente diseñados para la “educación de los sentidos” ayudan al niño y a la niña a ordenar y clasificar todas estas informaciones y a agruparlas de acuerdo a la cualidad a que pertenecen (tamaño, forma, color, sabor, olor, textura, sonido, peso, etc.). De esta manera el niño y la niña van descodificando el mundo y desarrollando su intelecto.

En esta área también se trabaja la geografía y la botánica de manera sensorial.

LENGUAJE

En el ambiente de Casa de Niños, el niño y la niña explorará el área de Lenguaje de la misma manera que en las otras áreas, por medio del movimiento, con presentaciones y actividades que van incorporando habilidades de manera fluida e integrada.

Las propuestas pedagógicas de Lenguaje están divididas en dos grandes grupos: Lenguaje oral o hablado (contar historias, conversaciones, enriquecimiento de vocabulario) y Lenguaje gráfico, con presentaciones que trabajan la escritura y la lectura de forma indirecta y directamente.

El proceso de adquisición de la lecto-escritura se da por medio de ejercicios de preparación de la mano-muñeca, de conciencia fonológica, de reconocimiento y asociación de símbolos gráficos, de formación de palabras, de la lectura mecánica, hasta llegar a conceptos gramaticales y a la lectura interpretada. Todo se da manera tan natural que el niño y la niña sienten que aprenden por sí mismo.

En este espacio se encuentran los materiales para trabajar la cultura (historia, ciencias) y el “Rincón de la lectura”, donde los peques disfrutan de los placeres de los libros individualmente o en compañía.

MATEMÁTICAS

La enseñanza de las Matemáticas se ha enfocado tradicionalmente desde procesos de memorización, sin integrar de forma adecuada la comprensión de los conceptos, el interés y el desarrollo natural del niño.

La pedagogía Montessori, en cambio, entiende las matemáticas de una manera mucho más amplia, incluyendo la relación existente entre las cosas, la diferencia de tamaño, el movimiento de objetos, etc. Se podría decir que casi todo en el ambiente tiene cualidades matemáticas.

Para entender las matemáticas, los niños en edad preescolar necesitan de experiencia y hechos concretos, para lo cual el ambiente de Casa de Niños nos brinda un fascinante material.

El trabajo está estructurado y obedece a una secuencia de presentaciones predeterminada. Los conceptos van siendo incorporados progresivamente, según el grado de dificultad, siempre respetando el ritmo de cada niño.

Por ejemplo, a través de ciertos ejercicios y procedimiento, los niños llegan a comprender exactamente que un número simbólico corresponde a una cantidad específica.

Educación abierta y constructiva

Cada área posee materiales y ejercicios específicos para satisfacer las necesidades de cada niño y niña según sus intereses y etapas de desarrollo.

Talleres y actividades

Además de las propuestas diarias de aprendizaje individualizado y de grupo, realizamos los siguientes talleres y actividades de forma regular.

1. Expresión artística (“We are all artists”)

Trabajamos la creatividad y las distintas maneras de comunicar de nuestros pequeños artistas a través de múltiples lenguajes y formas de expresión.

2. Movimiento (“Let’s sing and move”)

En los talleres de música y movimiento trabajamos ritmo, equilibrio, flexibilidad, fuerza y coordinación motriz de forma muy divertida (yoga, baile,cantajuegos, juegos motrices).

3. Cocina

Mezclar distintos ingredientes, meter las manos en la masa y hacer pan, pizza, galletas caseras, una rica ensalada, o quizás probar los sabores y recetas de otros países.

4. Mindfulness

Sencillos ejercicios de mindfulness aportan numerosos beneficios al cuerpo y mente de los peques, favoreciendo la autorregulación emocional, el bienestar, la atención, la concentración y la empatía, entre otros.

5. Huerto

Aprendemos sembrando la tierra, plantando, regando, cuidando, observando el crecimiento de las plantas, cosechando.

6. Salidas al exterior (“Exploring new environments”)

Nos fascina conocer nuevos entornos naturales y culturales (museos, parques, conciertos, obras de teatro).

7. Participación de las familias

La mayor emoción la viven nuestros pequeños al compartir sus experiencias de aprendizaje con la participación de sus familias. Un cuento, un baile, una pintura, una charla sobre oficios o diferentes culturas. Cualquier temática puede ser buena oportunidad para crecer juntos.

Ven a conocernos